¿Qué es el Producto Mínimo Viable (MVP) y por qué deberían entenderlo los StartUp?

En general, uno se decide emprender porque cree que tiene una idea que va a solucionarle a alguien algún problema, o que va a ofrecerle a esa persona algo que anhela tener. Sin embargo, no podemos estar 100% seguros del futuro éxito de nuestro producto o servicio hasta lanzarlo y eso implica grandes riesgos. Pero el producto mínimo viable (MVP) nos puede ayudar.

1. ¿Qué es el Producto Mínimo Viable?

Aunque hagamos estudios del mercado y de nuestro target, no nos asegura que vamos a lograr impactar a ese público al momento de lanzar. Lo único que tenemos antes del lanzamiento de nuestro emprendimiento son hipótesis sobre el problema, la solución y el mercado. 

La hipótesis es de donde nace la innovación y la creatividad, pero lo que necesitamos para convertir nuestra visión en un proyecto que rinde económicamente es información concreta, basada en métricas que nos hablan directamente de la eficacia de la solución que estamos por ofrecer. El producto mínimo viable (MVP) es una de las bases sobre las cuales se nace la metodología Lean Startup. De hecho, es una de sus aportaciones más interesantes.

Cuando trabajamos con el producto mínimo viable, lanzamos el producto o servicio con el mínimo de funciones posible. Es decir, no terminamos de armar el producto por completo antes de lanzarlo al mercado. Arrancamos con una versión básica para no gastar tanto tiempo o dinero en un producto o servicio que después no enganche al target. Lanzamos con lo más mínimo posible y obtenemos información específica y relevante de ese lanzamiento mediante una serie de métricas.


Extraemos conclusiones directamente de las diversas iteraciones del MVP, que pueden ser cosas tan sencillas como unos landing pages, y controlamos la información que analizamos para refinar el producto o servicio cada vez más. A veces, hasta podemos decidir abandonar el proyecto por completo, si vemos que no tenemos un producto o servicio que va a ser exitoso.

2. ¿Para qué sirve el Producto Mínimo Viable?

Dicho corto, el MVP tiene dos propósitos. Primero, nos permite testear el mercado sin tanta inversión de dinero ni tiempo, dándonos la oportunidad de ver qué pasa sin tanto riesgo. Segundo, nos da la estructura necesaria para ir mejorando y refinando nuestro producto o servicio dentro un período de tiempo determinado. 

Nos permite entender cómo llegar al público, con un target reducido, para después lanzar una campaña más grande destinada para las masas. Efectivamente, nos ordena el proceso previo a un lanzamiento en grande escala y nos permite a los StartUps prepararse para convertirse en empresas grandes.

También, nos da respuestas sobre nuestra hipótesis. Nos ayuda a tomar la decisión de o perseverar, iterando en base la línea que estamos siguiendo, o pivotar, cambiando drásticamente la formulación de nuestras hipótesis, productos, y/o servicios.

3. ¿Cuáles son las características más importantes del Producto Mínimo Viable?

Una de las características más importantes del MVP es que está pensado para trabajar con el bucle CONSTRUIR-MEDIR-APRENDER. Este bucle hace que con cada nueva iteración nos enfocamos en lo siguiente:

– Construimos un nuevo MVP, en base al anterior, o generamos uno totalmente nuevo desde cero

– Establecemos una serie de métricas que después empleamos a medir la reacción del target

– Analizamos la información que extraemos de las métricas y la usamos para construir una nueva iteración

Y así el bucle se repite. Se repite y se repite, ayudándonos a refinar nuestra propuesta con cada interacción, hasta llegar al momento cuando creamos que podemos lanzar el producto o servicio con fuerza e hacia un público más masivo.

Lo interesante de trabajar con el MVP y el bucle CONSTRUIR-MEDIR-APRENDER en conjunto es que empezamos trabajando al revés. Es decir:

– Arrancamos al final del bucle. Arrancamos con APRENDER, identificando una series de hipótesis que queremos comprobar

– Después pasamos a MEDIR y definimos una serie de indicadores o métricas que nos va a servir al momento de extraer la información y comprobar (o no) la hipótesis

– Por último, CONSTRUIMOS el producto mínimo viable – le damos imagen, nombre, look feel, cualidades, etc etc. – para medir, evaluar y aprender sobre nuestra hipótesis.

4. ¿Quiénes son los Early Adopters?

Te dejamos con esta breve explicación sobre los Early Adopters y por qué tendrías que tomarlos en cuenta. 

Los Early Adopters son aquellas personas que dejan al lado la rigurosidad que tienen los consumidores promedios, para abrazar productos en plena fase de evolución. Los Early Adopters son aquellas personas que quieren probar nuevos productos o servicios, sólo porque quieren estar a la última o probar cosas nuevas. Recomendamos tener a este público en mente cuando estés trabajando bajo el proceso del MVP.

En un futuro, cuando hayas testeado las hipótesis más importantes, puedes gestionar un cambio de rumbo para centrarte en el gran mercado. Es un futuro que te queda lejos por ahora, pero que podría llegar en cualquier momento. 

CONTACTO

142 NW 37TH ST, MIAMI

(305) 563 64 13

Hello@brainbox.work

Copyright © 2020 BRAINBOXTM – Privacy Policy – Terms and Conditions

Únete a nosotros

    Contactus.

    COME VISIT US AT OUR HQ.

    Our headquarters are based in Chicago’s Financial District.

    Chicago, Illinois, USA

    5400 N. Lakewood Avenue

    office@website.hq

    (+45) 234 133 214