BRAINBOX

¿Qué es la teoría de color y cómo elegir la paleta de color de tu marca en 5 pasos?

¿Qué es la teoría de color y cómo elegir la paleta de color de tu marca en 5 pasos?

Los colores son tus aliados. Conviértelos en una herramienta poderosa usándolos sabiamente para que puedan potenciar la identidad de tu marca y darle el tono ideal al mensaje que quieras transmitir.

No se trata solamente de mezclar colores para que se vean bonitos, debemos tener en cuenta el peso emocional y psicológico que los colores provocan en las personas. Una paleta de colores que no comunica la esencia de tu marca, dará el mensaje erróneo.

Seguramente te preguntarás cómo debes hacer para elegir la paleta correcta habiendo un espectro tan gigante de colores .Bueno, para eso debemos empezar por explicar a grandes rasgos los aspectos básicos sobre la teoría del color.

Hoy te guiaré de manera muy sencilla a descubrir la tuya. Iremos paso a paso para que puedas encontrar ese match perfecto de colores. ¡Empecemos!

¿Qué es la teoría de color?

La teoría del color es un grupo de reglas básicas en la mezcla de colores para conseguir el efecto deseado al combinarlos. Es sumamente útil debido a que ayuda a crear una mejor comunicación a la vez que armoniza y empatiza los valores de la marca con tu público objetivo. 

Antes de empezar a hablar de combinaciones de colores es importante que sepas lo básico de la teoría del color. Para ello, debes conocer el círculo cromático. Se trata de una representación circular de todos los colores del espectro visual, organizados de manera tal que los colores contrarios se enfrentan y los colores complementarios están próximos uno de otros. 

Se trata de una herramienta muy útil que representa el modelo tradicional de coloración con los colores primarios, secundarios y terciarios y que ha sido diseñada para ayudarnos a escoger colores, buscando contraste o armonía.

Colores primarios: Todo círculo cromático parte de los colores primarios de base. Gracias a 

estos tres colores primarios vamos a poder obtener los otros 12 colores. Los colores que lo forman son el rojo, el azul y el amarillo.

Se identifican fácilmente como los colores que no pueden ser creados combinando otros colores. En cambio, puedes crear todos los otros colores combinando los primarios. 

Colores secundarios: Gracias a los colores primarios, obtenemos los colores secundarios. Los colores secundarios son el resultado de mezclar los colores primarios en la misma proporción. En éste círculo cromático con la mezcla de los colores primarios vamos a conseguir los colores verde, naranja y morado.

Colores terciarios: Son el resultado de mezclar un color primario con uno secundario. Por ejemplo, si mezclamos  el color primario rojo con el color secundario morado, obtenemos el color terciario granate.

Ahora que ya sabes cómo se forma esta herramienta y los tipos de colores, vamos a adentrarnos en la teoría del color, para que puedas comprobar cómo sirve de ayuda el círculo cromático para escoger una combinación de colores armoniosa.

¿Qué debes saber de la ciencia detrás del color?

Llamamos colorimetría o ciencia del color a la disciplina que estudia la percepción del color de forma medible. Algunas de las características que se utilizan para medir la luz son la intensidad o el tono. 

Una forma más artística de verlo, sería la del poeta y científico alemán del siglo XVIII, Johann Wolfgang von Goethe, que decía que los colores son acciones y pasiones de la luz. Este dramaturgo alemán fue el primero que le dio un giro psicológico al tema. Goethe estudió las modificaciones que produce el color en la mente y el comportamiento de las personas. Su afirmación principal fue que el color también depende de la percepción, que involucra la vista y el cerebro. ¡Una absoluta revolución para la época!

Crear una estrategia de color es el paso definitivo para la apropiación de la teoría del color. Pero antes de dar ese paso, es importante entender los tres aspectos fundamentales de la teoría.  Los colores tienen propiedades, y el tono, el matiz y la luminosidad son las tres más importantes. Gracias a estas propiedades, se pueden crear colores más brillantes, claros, suaves y oscuros.

El tono es básicamente un sinónimo de lo que realmente queremos decir con la palabra «color» por ejemplo, el amarillo es un tono. A partir de un tono, o un color en estado puro, se pueden crear matices. Estos se consiguen agregándole blanco al tono. Finalmente, la luminosidad es la otra forma de variación del tono. De un color en estado puro se pueden conseguir tonos más o menos luminosos sumándole negro.

Estas tres propiedades son entonces las encargadas de describir y estandarizar un color. Cada elemento de una paleta de colores tiene tono, matiz y luminosidad.

¿Cuál es el impacto del uso de color en marketing?

La teoría del color es un compendio de argumentos extremadamente útil para la aplicación del color en el marketing.

Sí, el marketing es uno de los principales beneficiados por esta teoría, pues ha sacado un enorme provecho a los estudios y los ha utilizado para que las empresas sean más asertivas en la aplicación del color a los productos, los empaques, la publicidad, los sitios web, los puntos de venta y muchos otros elementos de comunicación. El color es uno de los principales aliados del marketing en la actualidad para influir en las decisiones de compra y para conseguir un incremento consistente en las ventas.

Es decir que la teoría del color sirve para no dejar cabos sueltos en la elección de los mismos con respecto a las acciones de marketing. Todo lo que incluya un color debe tener un sentido sustentado por dicha teoría. 

Los colores que usamos para el empaque de un producto deben elegirse con los principios de la teoría del color. Los colores de los puntos de venta o de los anuncios publicitarios deben escogerse bajo las premisas de la teoría del color. ¿Por qué? Porque está comprobado que esos colores inciden en los sentimientos y los comportamientos de las personas.

¿Qué son las paletas de color?

Vamos a profundizar en las posibilidades que tenemos, según la teoría del color, para crear una paleta de colores para una identidad de marca, ayudándonos del círculo cromático.

Aunque pueda parecer una tarea fácil, crear una paleta de colores tiene cierto nivel de complejidad. Por eso, a continuación te detallo 3 maneras de las más recurrentes que te pueden ayudar a crear una paleta de colores.

Paleta o fórmula monocromática

Una paleta monocromática usa solamente un color y juega con la opacidad para conseguir los diferentes matices. Son paletas de colores uniformes y sin apenas variación, pero muy equilibradas y agradables para el ojo.

Colores análogos o fórmula armónica

La paleta de colores análogos se obtiene cuando combinamos colores que están colindantes en el círculo cromático, es decir colores vecinos. Los colores análogos funcionan muy bien juntos porque cuentan con similares colores de origen. Como los colores monocromáticos, los colores análogos son muy equilibrados, pero éstos sí cuentan con algo más de contraste entre los colores.

Colores complementarios o fórmula complementaria

La paleta de colores complementarios está formada por colores que se encuentran en lados opuestos del círculo. Según la teoría del color, si escogemos los colores de esta manera, garantizamos mucho contraste entre ellos, pero nos aseguraremos al mismo tiempo que la combinación es cromáticamente armoniosa y equilibrada. Los colores complementarios cuentan con un contraste más alto, por lo que se suele producir una paleta de colores más vibrante.

Colores tríada o fórmula tríada

La paleta de colores tríada consiste en escoger tres colores unilateralmente equidistantes en el círculo cromático. Aquí nos conviene estudiar y validar que los colores escogidos cuentan con armonía y funcionan bien juntos. Sólo por si acaso.

¿Existen colores y paletas de color que se usan en industrias específicas?

Una simple imagen puede confundir a los lectores. Lo mismo ocurre con los colores. Si la infografía es sobre una película de terror, elige colores oscuros y sombras. Si hablas sobre barcos, entonces selecciona un matiz azul y juega con el tinte, el tono, y la sombra. Si se traata de una infografía de negocios, no utilices colores brillantes y divertidos como el amarillo o el naranja. En cambio, elige colores más serios que se adapten a tu marca. Te dejo aquí algunas opciones de platea por rubro. 

Paletas de color azul

Las gamas de color en tonos fríos y azules suelen ir asociadas a servicios tecnológicos o relacionados con la salud o la medicina.

Paleta de colores otoñales

Las gamas otoñales se centran en tonalidades anaranjadas, verdes y marrones. Son perfectas para temas relacionados con la naturaleza y el medio ambiente.

¿Cómo elegir tu paleta de color en 5 pasos?

El color es algo más que un fenómeno visual, crea expectativas y sentimientos, por lo que una buena elección puede conseguir una conexión perfecta con un futuro consumidor y hacer que se sienta atraído hacia tus servicios o productos.

Para ello es fundamental apoyarse en la psicología del color, que te ayudará a encontrar la gama de color más cercana emocionalmente a tu marca, a tus clientes y a tu público objetivo.

Ahora que sabes la teoría básica detrás del color, es hora de comenzar a aplicar tus habilidades para seleccionar una hermosa paleta de colores propia!. Me limitaré a 5 simples pasos que perfeccionen tu marca y resuenen con tu audiencia. 

Toma tu tiempo para seleccionar una paleta de colores donde cada uno conviva correctamente con el otro. Esto es un trabajo en equipo, pues un solo color no puede hacer todo el trabajo. 

        1 . Empieza con un color que te guste: Cada vez que diseñes algo, inicia con un color y construye el esquema a partir de ahí. Si lo intentas con más de uno, te las verás más difícil para encontrar armonía entre tus colores. La idea es emparejar el principal con otros colores para crear armonías y darle diversidad a la comunicación de la marca.

  1. Combina el tono total de la Infografía

Al diseñar una infografía tienes un fin específico en mente. Podrías querer transmitir un          mensaje, brindar información valiosa al lector, o simplemente entretenerlo. Lo fundamental para crear tu paleta de colores es pensar cuál es tu meta, y sobre qué va a tratar la infografía.

  1. Elige colores que funcionen bien juntos

Los colores son como las tipografías. Algunos de ellos funcionan muy bien juntos, mientras que otros simplemente no lo hacen, es por eso que es importante entender y visualizar el círculo cromático. Este gráfico muestra los distintos matices y sus tonos, tintes, y sombras, y cómo se relacionan entre ellos.

  1. Elige 2 o 3 colores

Muchas veces, lo mejor es mantener las cosas simples. Un error común es seleccionar 5 ó 6 colores para los diseños. En lugar de eso, elige solo 2 ó 3 – uno debería ser claro y fuerte y la base del diseño, y el segundo y tercero deberían ser un complemento del primero, fácilmente identificables como un llamado a la acción o para resaltar algo importante.

  1. Considera tu contexto de color

El contexto de color se refiere a la manera en que percibimos los colores cuando contrastan con otros.  Es decir que por ejemplo un color puede parecer más suave o más brillante dependiendo del color que contrasta detrás del suyo. 

No existen recetas para hacer buenas combinaciones de colores, el  conocimiento teórico no es directamente proporcional a la aplicación práctica; pero también es cierto que conocer las propiedades de los colores ayuda a no cometer errores en el manejo de los colores a la hora de diseñar. 

¿Necesitas ayuda con este o cualquier otro tema con tu negocio? Sígueme en @grlbuzz o escríbeme a: dalia@grlbuzz.com 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *